¿Tu perro se mueve mientras duerme?

Ojitos virados, patitas temblorosas y chillidos tipo roedor son solo algunos de los comportamientos que nuestras mascotas suelen tener durante el sueño. Aprende a diferenciarlos de síntomas serios

Se recomienda evitar despertar a un perro y si es necesario hacerlo, tener mucho cuidado con su reacción.
Se recomienda evitar despertar a un perro y si es necesario hacerlo, tener mucho cuidado con su reacción.

¿Los perros sueñan?

Un estudio realizado en el 2001 en la universidad Massachusetts Institute of Technology (MIT), monitoreó el sueño de ratas de laboratorio y concluyó que sí sueñan. Como la rata es menos compleja que los perros, se determinó que estos últimos también sueñan mientras duermen. No han logrado averiguar qué sueñan, pero sí se ha observado que algunas razas desarrollan movimientos asociados con su raza específica.


¿Despertarlo o mejor no?


Expertos señalan que despertar a nuestros perros mientras están soñando puede ser contraproducente, especialmente si están en plena fase REM.
En los mamíferos, durante esta fase del sueño el ritmo del corazón y la respiración se aceleran, la presión arterial aumenta y no podemos controlar la temperatura del cuerpo. Además aumenta la actividad cerebral. Sin embargo, el resto del cuerpo está paralizado debido a que éste no libera un aminoácido llamado glicina. Durante esta fase es cuando más cantidad de sueños tenemos.
Si tienes la suerte de despertar a tu perro cuando está soñando con pastos verdes o sesiones de juego, bien, pero si lo agarras teniendo lo que los humamos llamamos 'una pesadilla', la reacción puede ser violenta pues a ellos también les toma unos segundos volver a la realidad una vez que abren el ojo. Lo mejor será dejarlos despertar tranquilos y solos pues no querrás ganarte con una probable mordida involuntaria. Y si te matan las ganas de abrazarlo, espera a que esté bien despierto.

Ver a un perro descansar puede ser muy enternecedor, pero siempre es bueno estar atentos a sus movimientos.
Ver a un perro descansar puede ser muy enternecedor, pero siempre es bueno estar atentos a sus movimientos.

¿Cómo saber si no está convulsionando?

Por lo general los movimientos que hacen los perros mientras duermen no duran más de 30 segundos y son intermitentes, entonces es con estos datos que ya podemos empezar a diferenciar entre sueño y convulsión.
En los perros que convulsionan -epilepsia o cáncer, por ejemplo-, sus extremidades se ponen rígidas y sus movimientos son violentos. A estos perros no se les despierta con facilidad cuando están teniendo un ataque. Otro factor diferencial es que las convulsiones suelen provocar que el animal se orine o defeque involuntariamente. Al final puede terminar babeado, agitado y/o desorientado.Entonces, ¿qué hacer si tu perro tiene sobresaltos mientras duerme? Pues nada. A menos que sospeches que pueda tratarse de una convulsión, solo diviértete con los movimientos que hace; déjalo descansar, déjalo soñar y derrítete de dulzura mientras lo hace. Pero si sufre de alguna enfermedad presta atención.